Fiesta Sudaka

Todos los temas son de la total autoría del Sr. Korneta Suárez, exceptuando “Introducción Gardeliana” y “El Dragón” de Eli Suárez.
Todos los arreglos musicales reflejados por Eli Suárez y Los Gardelitos.

Los Gardelitos
Korneta Suárez: Voz y guitarra
Eli Suárez: Guitarra y voz
Jorge Rossi: Bajo
Bruno Suárez: Batería

Arte de tapa y collage: Rubí Galáctico y Yuli
Diseño Gráfico: Vemak srl
Fotos: A. Sirna

Invitados
Vasco Bazterrica (coro) en “Ciudad Descalza”
Andrea Zapata (coros) en “Llámame”
Gillespi (trompeta) en “Corazón Bailando al Viento”
Willy Crook (saxo) en “Ciudad Descalza” y “Corazón Bailando al Viento”.
Juan Scalona (trombón) en “Corazón Bailando al Viento”.
Javier Casalla (violín) en “El Dragón”.
Alejandro Terán (viola) en “El Dragón”.
Dimitri Rodnoni (cello) en “El Dragón”.
Piccolini (piano) en “6 AM”.
Mario Breuer (pandereta) en “No Puedo Parar Mi Moto” y “Corazón Bailando al Viento”.

Grabado por Mario Breuer en Estudios Panda y Estudio Del Cielito entre Abril y Junio de 1999.
Mezclado por Mario Breuer en Estudios Panda.Masterizado por Mario Breuer en Soundesigner.
Producido por Los Gardelitos.

Introducción Gardeliana

Instrumental

6 AM

Son las seis de la mañana,
hay que ir a trabajar.
Pero yo no tengo ganas,
me quiero quedar acá.
Está tan linda la cama,
hoy no quiero trabajar.

Yo no sé lo que me pasa,
hace un tiempo que ando mal.
Tengo tantos pensamientos
que no sé qué va a pasar.
Afuera está lloviendo,
hoy no quiero trabajar.

Oye dime linda nena,
tú me puedes explicar
qué es lo que me está pasando,
ni siquiera puedo hablar.
Estoy duro como una piedra,
hoy no puedo trabajar.

Son las seis de la mañana,
hay que ir a laburar.
Pero yo no tengo ganas,
me quiero quedar acá.
Hoy no quiero,
yo no quiero trabajar.

Amando A Mi Guitarra

Dejaré de mirarte,
dejaré de pensar en vos.
Mi tiempo no da para más,
lo estoy perdiendo todo por ti.

Estoy amando demasiado a mi guitarra.
Sus cuerdas me atan, no me dejan pensar.
¡Maldita la hora en que quiero tocar!
¡Maldita la hora en que quiero tocar!

Esto es una locura,
ya estoy buscando escenario otra vez.
Mis dedos quieren tocar un blues,
ya estoy metido en ese ritmo infernal,
y al final, ¿para qué?

Esta es mi religión,
no hay más Dios que el de tu corazón.
Y aunque nadie la escuche
yo sólo quiero tocar mi canción,
tocarla hasta el fin.

Según pasan los años, señora,
y no le encuentro la solución.
Mi mente se cuelga en el rock
y no tengo en la vida ninguna ambición,
más que tocar esta noche.

Comandante Marcos

El comandante Marcos en la selva mexicana
lucha por tu amor pero vos no hacés nada.
Sigues complicándote la vida con pavadas,
comprando porquerías que no sirven para nada.
Estás desesperado por entrar al primer mundo
pero tu corazón sigue siendo un vagabundo, vagabundo.

Tu lengua se adormece poco a poco en la Internet,
tu corazón se agrieta y ya no tiene en quien creer.
El comandante Marcos está abriendo una ventana
para mirar el cielo de los desesperados.
Aquellos olvidados que nunca tienen nada,
ni siquiera una mirada de amor.

Nadie sabe qué son las hormigas,
ni las madres locas, ni los niños solos,
ni los fusilados, ni los condenados,
ni los aburridos, ni los deprimidos,
ni los indios sabios, ni los asesinos,
ni los narcos locos, los que somos pocos.
Los que ven el día, los que ven el cielo,
los que miran todo lo que nadie ve.
El fin del tiempo, la luz del día,
el universo y las hojas mías
tienen sed, sed de ser.
Tienen sed, sed de ser.

Ciudad Descalza

Cuando la ciudad descalza deja de mirar el día,
cuando todo está dormido y la calle ya no grita
estos hombres van a ver a Dios.

Toda esta selva virgen puede seducir tu sueños,
debes dar tu cuerpo tibio a los edificios fríos.
Quiero que al final estés aquí, hablándome.

Son las tres de la mañana, caminando por Corrientes
muchos ojos han brillado, sin embargo sos el mismo.
Otra vez el sol murió al partir.

En la intensidad del tráfico el temor heló tus huesos,
has buscado en tantas calles, volverás a ser el mismo.
Alguien preguntó si irá a nacer el sol.

Y Todavía Quieren Más!

Eran cuatro policías, yo estaba en un bar
sólo con unos amigos y unas copas nada más.
Me dijeron quienes eran, yo tenía que ayudar;
sólo por que no los quiero no me pueden arrestar.
Me pusieron una bolsa y me dijeron que era mía,
han llamado a dos testigos y hoy me quieren procesar.

Arreglaron con el juez, allanaron mi cabeza.
¡Y todavía quieren más!

Fui un tiempo a Caseros, de eso no se puede hablar,
y sufrí lo que otros sufren calladito y sin chistar.
La justicia no existe, me decía un preso allá,
si no tienes un amigo o no tenés con qué arreglar.

De esas caras no me olvido te lo puedo asegurar,
han cagado a tanta gente que no pueden descansar.
No les dicen a sus hijos de qué van a trabajar,
roban más que los ladrones y se toman la mejor.

El Dragón

Instrumental

No Puedo Parar Mi Moto

Perdí mi reloj en la arena,
busqué tu cara en el tiempo.
Pero es un sueño la vida.
La sed no nos deja pensar
en tumbas muertos y calmas.

Quise atrapar los espacios,
los pueblos tienen mil años.
La vieja angustia de un día.
El misterio se burla del tiempo,
no abras nunca esa puerta.

Baila nena, quiero ver tu cara entre las luces hoy.
Baila, el amo de tu alma volverá en la sed de ser.
El humo confunde a la gente,
todo se muere de repente, amigo.

¡No! ¡No! ¡No! No puedo detenerme.
Es que tengo algo aquí adentro.
¡Siento que me estalla el corazón!
Es que no puedo parar, mi moto no la puedo parar.
Es que no voy a parar, mi moto no la quiero parar.

Ardiente miraste el día,
las rutas salen de tu cuerpo.
Apenas si viste la vida
el cielo te estaba esperando,
respiras ahora el silencio.
Desnuda cruzaste el bosque,
tu cara dudaba en la lluvia.
Yo quise extenderte mi mano.
Las esferas giraban en el cielo,
ahora sos una de ellas.

Llámame

Si estas al pedo, llámame.
Si tienes miedo, llámame.
Si estás colgada, llámame.
Si no haces nada, llámame.

Si estás herida, llámame
Si estás aburrida, llámame.
Si vas al baño, llévame.
Si tienes dueño, llámame y seremos tres.

Pero quiero que me llames siempre que tú quieras,
siempre que necesites de un amor caliente.
Nena llamame sola, o con tus amigas llamame ahora.
Que el tiempo que pasa se lo lleva la tristeza.

Caras De Limón

No hay ninguna nena,
no hay ninguna nena
para bailar un rocanrol.

No hay ninguna nena,
no hay ninguna nena
para hacer el amor.

!Ay! Qué aburrida que está la fiesta
con todas esas chetas con caras de limón.

!Ay! Qué aburrida que está la fiesta
con esas conchetitas con cara de limón.

De limón, bombón
de limón, bombón
de limón, bombón de limón.

Oh! de limón
oh! de limón.

Corazón Bailando Al Viento

Tengo un corazón que está bailando al viento.
Tengo una ilusión que quiero amar despierto.

¡No puedo parar este sentimiento!
Voy a demostrar todo lo que siento.

Quiero bailar sin parar,
quiero bailar y transpirar,
¡y volar, volar, volar!